Si algo destaca en el documental Chaco es la persistencia de su protagonista, Daniele Incalcaterra, por la protección de un bosque que quiere ser completamente deforestado para la producción industrial de soja transgénica y carne. Es ante todo un activista ecológico que desde el propio terreno de la problemática observa las hectáreas, conversa con senadores del Paraguay y actúa denunciando los hechos vía judicial, a través de una radio y enviando mensajes (vía email) al Papa Francisco.

Incalcaterra, además de tratar de proteger ese bosque del Chacho paraguayo, es el heredero del mismo. Posee un título de propiedad que contradice la tenencia de un ciudadano uruguayo a quien le fue vendida esas hectáreas por un militar. Consecuencias de la distribución ilegal de tierras en tiempos de la dictadura. Ante este problema jurídico, Incalcaterra basándose en un decreto del ex presidente Fernando Lugo, trata de crear una reserva natural llamada Arcadia y un observatorio científico para estudiar los efectos devastadores de la deforestación.

A lo largo del documental, el activista audiovisual Daniele Incalcaterra insiste en la posibilidad de devolver esta tierra a los guaraníes Ñandevas, los legítimos propietarios del bosque, que estaban antes del nacimiento de la República del Paraguay. Sin embargo, un amigo que también está involucrado en las acciones para la protección de este bosque lo colocará en una encrucijada: “Conmigo no cuentes si no transfieres las tierras a los Ñandevas”. Palabras que direccionan la estrategia a la ineludible ocupación y defensa de esas tierras por parte de los pueblos originarios, pero que es un camino complejo y, hasta violento, si recordamos la masacre de Curuguaty en 2012, donde murieron 11 campesinos y 6 policías durante el desalojo en una comunidad en el departamento de Canindeyú.

Sobre Daniele Incalcaterra
Nació en Roma en 1954, creció entre Moscú y Buenos Aires siguiendo a su padre diplomático. Se formó como documentalista en París, en el Atelier Varan fundado por Jean Rouch, donde más tarde se convirtió en uno de los directores. Filmó películas en Francia, Rusia, Italia, Bolivia, Argentina y Paraguay.
En 2015, el Festival de Cine de Milán le dedicó una retrospectiva completa, que lo identifica como “el director que reveló el lado oscuro del continente latinoamericano”. Su trabajo es una continua evolución de la idea del cine directo, donde la observación específica de los hechos se convierte en una narración fuerte con intensos personajes.

Sobre Fausta Quattrini
Directora suiza, nació en Locarno en 1964. Estudió danza contemporánea y en 1991 se licenció en arquitectura en la ETH de Zúrich. Trabajó con varias compañías de danza de teatro en Francia y Suiza. Desde 1997 realiza documentales. Sus trabajos principales incluyen: El Impenetrable (2012), codirigido con Daniele Incalcaterra, La Nación Mapuce (2007) Mejor Documental Italiano, Festival de Cine de Turín 2007, Mejor Documental, Festival de Cine de los Pueblos del Sur de Venezuela 2008, Mejor Documental, Festival de cine Latinoamericano de Buenos Aires 2008.

FICHA TÉCNICA

DIRECCIÓN: DANIELE INCALCATERRA y FAUSTA QUATTRINI
Música original: LUCIANO ZAMPAR
Imagen: COBI MIGLIORA
Sonido: LUCAS LARRIERA
Edición: MARZIA METE y FAUSTA QUATTRINI
Edición Sonido: EDOARDO MARTIN
Mezcla: GIORGIO VITA LEVI
Producción Ejecutiva Argentina: PAULA ZYNGIERMAN
Coproductor Italia: RICCARDO ANNONI
Coproductor Suiza: ALEXANDRE IORDACHESCU
Producción: DANIELE INCALCATERRA, START y ELEFANT FILMS

DATOS TECNICOS:
2017
Coproducción internacional Argentina – Italia- Suiza
Formato: HD
Duración: 106 minutos
Formato de distribución cinematográfica: DCP Color
Sonido: 5.1
Versión Original: italiano, español y guaraní.
Subtitulados: Español, Francés, Inglés, Italiano
Calificación: ATP
Distribuidor: CINETREN
Con la participación de:
INCAA-
INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES (Argentina)
MIBACT (Ministerio de la Cultura Italiano)
RAI CINEMA (Italia)
CINEFOROM (Suiza)
Con el apoyo de:
REPUBBLICA E CANTONE TICINO (Suiza)
FONDAZIONE LA FABBRICA (Suiza)

Written by MIXZAIDA PEÑA