octubre 30, 2021 Noticias No hay comentarios

Revertir el cambio climático, repensar y solucionar la crisis climática, entender el entramado económico y de acción sobre la Tierra/tierra, desarrollar economías sostenibles, pensar las ontologías relacionales y muchas otras ideas más, burbujean en la academia y el activismo ambiental como acciones necesarias. Todas representan aportes, medibles o factibles. Unas más que otras, pero en definitiva aportes. Todas han nacido desde un mismo lugar: el amor.

Cuando conectamos los conceptos amor y planeta, inmediatamente no dejo de pensar en Humberto Maturana, Donna Haraway y Kim Stanley Robinson. Un biólogo-filósofo, una filósofa y un escritor. Haraway y Stanley aficionados por la ciencia ficción, lugar narrativo que sirve de impulso para pensar la postura del ser humano en el planeta. Maturana, de producciones narrativas que interpelan el habitar humano, sin dejar nunca de lado la biología. Los tres, invitan a pensarnos como parte de, como un sistema complejo de relaciones recíprocas que se construyen constantemente.

Somos planeta no es un eslogan promocional de una actividad ecológica. Es una forma de vida. Jiaotong (China, 2019), el cortometraje realizado por Lucía Paz, nos invita a pensar de qué forma los seres vivos y no vivos nos interrelacionamos en un contínuum de tiempo y espacio. Recupera la filosofía oriental del Tao, aceptando que la única constante en el universo es el cambio y debemos aceptar este hecho, estando en armonía con ello.

Y, si bien, el cambio es una variable que acompaña el pensarnos como planeta, no menos importante son:

  • Las interrelaciones planteadas entre los animales en el corto Bad Bugs (Usa, 2021) de la niña Bryn Wright. Hay cadenas alimentarias, relaciones simbióticas y antagónicas. Son parte de la naturaleza.
  • Las interdependencias planteadas en el documental Pewen Mapu Kimün (Chile, 2020) del director Rodrigo Romero Lineros, donde se destaca la kimün (sabiduría ancestral) presente en el pueblo mapuche- pewenche que posibilita una relación de todos los seres vivos con el árbol sagrado pewen como símbolo de la vida en mapu (la madre naturaleza).
  • El impacto de las acciones de unos seres vivos en otros seres vivos. Eso que hemos denominado calentamiento global y cambio climático es el resultado sobre cómo entendemos el planeta, una fractura del amor. En el animado Scream for ice (Turquía, 2021) el realizador Emir Aytemür, a través de recursos estéticos y narrativos, contrasta el llanto de un niño, cuando cae su helado al piso, con el deshielo que pone en peligro a los osos polares. ¡Esto también es un llanto!

Pensemos que cuando respiramos, el planeta entra y sale de nuestros pulmones. Sintámonos planeta.¡Somos planeta!

                                                                                                                         Texto: José Alirio Peña

 

Jiaotong
¿Hasta qué punto hemos logrado comprender que somos parte de un entramado de relaciones que constantemente se deconstruyen y complementan?

SINOPSIS: en Chengdu, un grupo de jóvenes chinos investiga medios de transporte por levitación magnética. Dentro de 8 años un tren podrá viajar a más de 1000 km/h. Esto deviene en el impulso por explorar los distintos tipos de movimientos y velocidades que podemos experimentar en nuestras vidas.

Bad Bugs
¿Los seres vivos son parte de cadenas alimentarias o depredaciones salvajes?

SINOPIS: Bryn, de 10 años, hizo una película de animación con plastilina sobre la importancia de utilizar “soluciones naturales para sus problemas de insectos”, algo que le apasiona. Le encanta la jardinería casi tanto como la animación.


Pewen Mapu Kimün
¿Cuál es el sentido de lo sagrado que otorgamos al planeta?

SINOPSIS: esta película ofrece una metáfora visual entre el agua y el conocimiento, una reflexión para mirar la naturaleza y su eterna sabiduría. Es un testimonio contemplativo, con secuencias de montañas, bosques y reservas de agua del territorio Pewenche (Chile). Los paisajes naturales están acompañados de historias narradas en “che dungun”, por personas que hacen de las actividades económicas identidad asociadas al turismo y la industria creativa.

Scream for ice
¿Aprendemos a llorar por cosas banales? ¡Ojalá el llanto se corresponda con una expresión genuina de amor!

SINOPSIS: El sol brilla, el hielo se derrite/ Un oso polar solo/ Un niño grita ¡ah! El poema haiku que leíste arriba es el núcleo de “Scream For Ice”. Y la forma narrativa de “Scream For Ice” se basa en el arte tradicional japonés de la poesía, Haiku.

Written by Festiverd
Festival internacional de Cine Verde De Venezuela